jueves, 2 de septiembre de 2010

Cuánto duele...
















Cuánto duele este silencio de azahares
que perfuma nuestros tímpanos dormidos;
cuánto duelen las mañanas clamorosas
desnutridas por las sábanas del sueño.
No conoces el idioma de mi sombra,
ni el color de mi cabello en el espejo...
...sólo ves en el disfraz de mis palabras
arlequines que enmascaran mi vacío.

Ana Mª Álvarez Barroso @ 2005

9 comentarios:

Poeta del Cielo dijo...

silencio ese compañero que en nuestras vidas en algun momento nos acompaña pero he de decir que el es gran espèctador de nuestras penas y dolores al amor...

saludos
abrazos de corazon

linda semana

Galeote dijo...

Silencio, soledad, vacio, inquietud, son expresiones íntimas del amor, que salen del alma de dentro hacia afuera, como la sombra del grabado de la figura que acompaña a tu poema. Precioso Ana. Un tierno abrazo Juan.

MiLaGroS dijo...

Genial Ana Maria Como siempre elegante, fina y bella escribiendo. Disculpa mis ausencias
Muchos besos

Alicia María Abatilli dijo...

Todo silencio que viste dolor, en algún momento la luna nueva lo va tejiendo de recuerdos, hasta que en la creciente salta convertido en poesía como la tuya.
Un abrazo.
Alicia

lidia dijo...

hola bueno llegue aca,buscando Franci,cuyo blog no se cual es...porque no dejó rastros,al estar como seguidor/a del blog
me parece muy bello,este blog y el contenido HERMOSO!
te dejo un abrazo
lidia-la escriba

santiago dijo...

hermosa poesía con sentimiento.
Un placer leerte y saludarte

EL BUSCADOR DE ... dijo...

Pero al dolor le pasa lo contrario que al zumo de naranja: con el tiempo se vuelve dulce.

Daniel dijo...

Si bien las palabras suelen estar llenas de vida, falta tanto para conocer. Muy bella poesía, delicada y fina.

Saludos.

Sir Bran dijo...

Palabras sutiles y compuestas.
Que dejan sentir una armonía inquieta.
Pero que dictan sentimientos.
Esplendorosos.
Saludos.