lunes, 9 de noviembre de 2009

Sólo soy




















SÓLO SOY

No soy la señorita remilgada
que tú crees,
que todos imaginan,
¿qué sabe nadie lo que pienso?
Lo que escribo...
Sí, lo que escribo
en servilletas de papel alguna tarde
sombría, a borbotones,
sin que nadie me aplauda
cuando no digo justicia,
hambre, frío ni patera.

No, no soy yo la remilgada
que tú esperas,
que él espera,
que hace tiempo el mundo espera.
Me cansé de llorar
ríos de tinta asonantada
que se varan en la orilla equivocada.

No soy yo
la que ellos creen,
la que creíste ver de lejos;
Soy la que grita a los espejos empañados,
la que rompe los cuadernos,
la que te clava los ojos
por no arrancártelos,
la que te besa
por no morderte,
la que te muerde
por no hablarte...
La que te habla cuando,
por no ser remilgada,
te regala esta servilleta manchada de gritos
y mordiscos clavados en los ojos,
sin palabras.

No soy yo
la que ellos creen.

Sólo soy
la que tú ves
cuando te miro.

Ana Mª Álvarez ©

25 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Precioso poema Ana. La esencia de uno mismo sale a la luz cuando es estimulada. Y allí estás vos, la Ana que sos, frente a esa persona que te devuleve tu autenticidad.
Cariños!

josealfonso martínez dijo...

Cosas que nadie sabe, también yo, en la soledad de mi paisaje, tiro de servilletas de papel y de hojarasca seca.
Un beso.

DIAVOLO dijo...

Yo quiero esa servilleta manchada de gritos... para guardarla en mi cajita de los recuerdos.

Eres tú. Eres grande. Eres un cielo.

Besos.

Adelaida Ortega Ruiz dijo...

Estados de ánimo, sentimientos que buscan refugio o vía de escape en la poesía.

Tú sabes bien reflejarlos en ese espejo empañado.

Ya te echaba de menos, Ana. Hacía días que no escribías en tu blog.

Un beso.

Yob dijo...

"No soy yo
la que ellos creen.

Sólo soy
la que tú ves
cuando te miro."

Que es ser mucho más de lo que alguien podría creer. Que es ser más incluso de lo que uno mismo cree ser, cuando reflejado en otro, nos vemos gigantes y sonriendo.

Saludos, hermoso blog.

RMC dijo...

Excelente verso, acompañas una bonita imagen acorde a tu verso,
me quedo con tus palabras,
solo soy lo que tu ves
cuando te miro...
un placer leerte

Feliz semana
un beso
RMC

Maribel dijo...

Sencillamente maravilloso. Es un lujo leerte. Felicidades.

Stanley Kowalski dijo...

Me gustó mucho tu poema, tiene una gran belleza y emana mucha autenticidad. Queda muy claro quien es quien.

Muchas gracias por el comentario, sos muy amable.

BESOTES.

José Ramón dijo...

Hola llegue a tu blog como muchas cosas pasan por causalidad pero e visto que está lleno de magia en tus palabras es real mente fantástico te felicito

Calvared dijo...

Realmente bello este poema escrito a gritos. Las servilletas de papel guardan tantos gritos y tantos sueños...
Me ha encantado como discurre ese sentimiento casi agónico que se extiende por tu poema.
Un abrazo

Ana Álvarez dijo...

Gracias a todos por estar ahí, por visitarme, por leerme, por formar parte activa de este espacio que no deja de ser una extensión de mi.
Gracias por dejar vuestra huella, vuestra impronta, pues hace que me sienta viva en este mundo de versos que une tantos universos lejanos.
Un beso muy grande para todos.

TIPEX dijo...

hoy tenemos el placer de mostrar tu blog, un saludo

Carmelo Mesa dijo...

Me alegra mucho haber encontrado tu blog.
Galopo entre tus versos cargados de sentimientos y me colma tus silencios tallados en cada punto y final.
Me incluyo entre tus seguidores para volver a nutrirme de tus emociones a cada momento que nos llames con nuevas entradas.
Me encantaría que visitases mi blog.
www.2012ahora.es

Saludos desde Canarias.

estoy_viva dijo...

Una bella poesia con grandes toques de sentimientos que no nos dejan indiferentes.
Felicidades por tan bello escrito.
Con cariño
mari

emilio dijo...

Precioso, y desde luego nada remilgada si eres esa que yo me imagino... como diría Cecilia..

Saludos desde mis noches blancas.

Sir Bran dijo...

Que maravillosa lectura...
y sí que eres tú, la que sueña esas entregas
e imagina otros destinos,
no se me ocurre imaginar estas hermosas letras...
en un corazón que no se reconoce.

Un placer haber aterrizado en este tierno rincón.
Un saludo.

Sergio Sanz dijo...

Tu fuerza y tu dulzura... me han podido... tuyo para siempre.


Un Abrazo Y luz para el Camino

Cemanaca dijo...

Hola....
vengo caminando por senederos de palabras hermosas y me he encontrado con versos limpios y encantados.

saludos conversos.

El Peregrino dijo...

Buén poema, es dificil el admitir como es uno y hacerse aceptar así, a mí me costó el estar rodeado de mucha gente para tener pocos amigos, mucho tiempo de soledad y un par de lágrimas, pero valió la pena, espero a tí te sea más fácil, sino, solo recuerda que lo que no te mata fuerza te dá.
Siquieres conocer un poco más de mí te invito a mi blog de memorias donde seguro encontraras un lugar para tí.

Desde mí rincón de melancolía te saludo
El peregrino

RECOMENZAR dijo...

Bellisimo texto por supuesto que volveré para seguir saboreando tus letras desde lo lejos

Shanty dijo...

Muy lindo blog, felicitaciones.
Abrazos desde Guatemala.

YAIZA dijo...

Hola Ana, ya entré en varias ocasiones a tu blog, aunque nunca comenté, y hoy te ví en el de mi amiga Arwen.
Me encantó el prólogo dedicado a Diávolo, y no pude resistirme a decírtelo.
Me gusta mucho tu manera de escribir, este poema por ejemplo lo he leido mas de una vez y siempre me deja buen sabor de boca, porque realmente a veces no es todo lo que se ve, ni es todo lo que se cree.
Nuestros sentimientos van mucho mas allá, y quien realmente los conoce, sabe como eres.

Me alegro de haberme decidido a comentarte.

Besos.

Calvared dijo...

Bella esta servilleta plagada de gritos. El amos es eso... una servilleta manchada de querencias.
Un abrazo

Felisa Moreno dijo...

Es un poema que irradia fuerza, rabia, aderezada de palabras bellas. Gracias Ana por compartirlo. Un abrazo, espero que estés bien.

Glaldys A. Acuña dijo...

Encantador! muy lindos tus versos.

Un abrazo! y gracias por visitarme.