viernes, 27 de marzo de 2015

Ensoñación

Te busco en cada calle, en cada árbol,
en todos los rincones, las aceras,
los pasos de peatones, los semáforos,
en cada escaparate.

Te busco como quien busca un secreto,
un ave en el bolsillo, un pez alado...
Tu sombra va atada a mis zapatos,
yo al eco de tus pasos.

Y en todos los lugares creo verte
te sigo, me persigues, me condenas,
me habitas en la vigilia del sueño
y me habitas despierta.

Ana Mª Álvarez Barroso © 2015

6 comentarios:

Fanny Sinrima dijo...

Hola. Me ha gustado este poema; una insistente búsqueda en todo cuanto existe, muy bellamente expresado. Es cierto que cuando el corazón se adueña de alguien o de algo, nos persigue, dormidos y despiertos.

Un abrazo.

Rosa B.G dijo...

Qué bonitos y elegantes versos, con fuerza y armonía...mientras sigue la búsqueda.
Felicitaciones por el ritmo y las palabras.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Pasión de pasiones.
Fuego en el corazón.


Un Abrazo.
Gracias.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

En esa busqueda todo fluye con magia exquisita.


Gracias.
Un Abrazo-

Fanny Sinrima dijo...

Hola, Ana. He venido a ver si seguías publicando pues lo que leí de ti me gustó, pero veo que te has tomado un largo descanso.
Que sepas que me gustaría que volvieras.

Un abrazo.

eduardo jqk dijo...

Definitivamente, el sueño de quedar dormido no se compara con el ensueño de andar despierto.