viernes, 2 de octubre de 2009

Madre, hoy llueve...




















Hoy llueve demasiado, los cristales se quejan,
el necio tintineo rebota en mis oídos,
silban árboles tristes sus tristes sinfonías
mecidas por el viento, sus hojas temblorosas.

Hoy llueve demasiado. Te retengo en mi mente
como el niño retiene un pájaro en su mano,
fundidas piel y pluma en un solo latido,
a cual más tembloroso. La lluvia me atormenta.

Hoy llueve y te recuerdo -no quiero recordarte-
diciéndome que vuelva a casa más temprano,
tus manos armoniosas enhebrando una aguja,
tus manos tejedoras de caricias de escarcha.

No quiero imaginarte. Ojalá y esta lluvia,
que arranca un cadencioso lamento a los cristales,
no moje tus cabellos, ni tus párpados blancos,
ni tu blanca sonrisa... ¡No quiero imaginarte!

Pero esta lluvia triste que empapa mi vacío
también cala los huesos de los que están ausentes.
Los árboles susurran tu nombre entre las hojas.
Hoy llueve demasiado.
Hoy llueve...

llueve...

llueve.

Ana Mª Álvarez ©

5 comentarios:

Santiago Redondo Vega dijo...

Un precioso poema en alejandrinos blancos Ana. Con esa atmósfera de lluvia envolviendolo todo en un recuerdo apuntalado de belleza y de tristeza. La evocación de la madre esperando tu vuelta y la atmósfera limpia del peso de los años.

Evocador y bello.

Un abrazo.

DIAVOLO dijo...

Me has estremecido por completo. "No quiero recordarte", "no quiero imaginarte", "esta lluvia triste que empapa mi vacío también cala los huesos de los que están ausentes"...

Cuánto dolor... que ojalá esa lluvia ayuda a mitigarlo.

Un beso enorme.

...mar azul de Málaga...por Jose dijo...

la lluvia asi como el mar....invitan a situaciones tan nostalgicas como esta....

encantado de que la compartas...

te mando una olita desde el mar azul de Málaga...

Sonia. dijo...

porque sera que la lluvia trae siemre ese aire magico que causa en ufecto hermoso y dferente en cada quien?... no lo se... pero lo que causa en ti es genial

espectacular conocer tu sitio. un saludo grande

Selu dijo...

Y aun cuando la lluvia pare,
mi corazón recordandote quede.
Porque sin ti...
la lluvia en mis ojos juega.
Porque sin ti mi bien...
en mi corazón no hay tregua.

-- Será un placer volver para recrearme en tus lindos y sentidos poemas.Gracias por hacerme sentir.--