miércoles, 22 de febrero de 2012

Cuando caiga la noche


Guardamos un secreto
en un rincón que lleva nuestros nombres,
detrás de la armadura,
detrás de los silencios,
detrás de los cristales temblorosos.

Hablamos sin palabras
de abrazos que perduren en el tiempo,
de dormir enlazados,
de un futuro conjunto,
rompiendo los espejos del pasado.

Ponemos nuestras cartas
en esta mesa abierta, boca arriba.
Yo no te pido nada...
tan sólo que me ames,
quizá, como jamás amaste a nadie.

Cuando caiga la noche
y trunques las cadenas que te atrapan,
estaré tras las sombras
aguardando el instante
de alojarme en tus brazos para siempre.

Ana Mª Álvarez © 2012

5 comentarios:

Osvaldo Rene Alberto dijo...

Promesas de amor que nos envuelven en la ilusión, esa ilusión que deseamos sea eterna.
Bonitos versos Ana.
Te dejo un beso.


PD: te invito a que me visites

Solina dijo...

Mucha meláncolia en tus versos, esperanzas que aguarda tu corazón enamorado... preparando el camino a la felicidad... que se cumplan tus sueños querida Poeta.

Un abrazo en la distancia.sul

Anthony Yupanqui Lorenzo dijo...

Me gustó: ponemos nuestras cartas...
Genial.
Un placer visitarte, espero que te des una vuelta por mi sitio.
Abrazos.

Maximiliano Brasla dijo...

Es simplemente exelente, usted es una gran artista

http://transitandorecuerdos.blogspot.com/

Si quieres entra es un blog mío en donde escribo, y quisiera saber tu opinion. Desde ya muchas gracias

Recuerdos que perduran, letras que cautivan

F.E.León dijo...

Poema, Ana, escrito con un ritmo excelente. Me gusta especialmente la última estrofa, en donde presientes la llegada a buen puerto de tus ansias de amores "cuando caiga la noche".

Un saludo.