jueves, 19 de marzo de 2009

ENMUDECES

Enmudeces,
tiñes con tu luna el desgranado
recuerdo que pesó sobre tu cuerpo,
sobre tus sábanas de aire,
sobre la cama que no es tuya.
Sólo tuyo es el silencio,
silencio de murmullos interiores,
voz callada que reposa
en el lecho de tu calma.
Hoy es melancolía -no mañana-
que trepa como hiedra por tus sienes.
Hoy es hoy, mañana es tarde.
Tantas palabras por decir,
tantas que escuchar...
Y enmudeces.

Ana Mª Álvarez ©

2 comentarios:

Mariem-1- dijo...

Un poema que podría hacerlo mío, las mismas sensaciones vividas, incluso sin saber si es una experiencia personal tuya o simplemente algo que has deseado escribir. Gracias Ana, un placer leerte :)

Ana Álvarez dijo...

Nunca te digo nada, querida Mariem, y siempre estás ahí. Siempre presente y ausente, siempre lectora y crítica, bebiendo los versos pausadamente y con avidez, ambas cosas a un tiempo -según el ritmo del poema, según el ritmo de tu corazón-.
Gracias, Tere, gracias, seguidora fiel de esta poeta-loca/loca-poeta, que nunca olvida a los que siempre han estado a su lado, y aun en la distancia, siguen estándolo.